La muerte súbita en el deporte es una realidad

19 nov La muerte súbita en el deporte es una realidad

La medicina del deporte y la importancia que tiene esta área para practicar deporte en garantías será la protagonista del último ‘Jueves de Salud’ organizado por Mutua de Terrassa y el Ayuntamiento de Sant Cugat. La cita, que es gratuita tendrá lugar el jueves, 23 de noviembre, a las 18.00 de la tarde en la Casa de Cultura y correrá a cargo del Dr. Santi Sabatés, Traumatólogo codirector COTCAT y de Àptima Centro Clínico MútuaTerrassa Sant Cugat y el Dr. Jordi Gibert, especialista en Medicina del Deporte, de la Unidad de Medicina del Deporte de COTCAT y de Àptima Centro Clínico MútuaTerrassa Sant Cugat. El TOT Sant Cugat entrevista al Dr. Jordi Gibert.

¿Por qué es importante hacer revisiones médicas antes de hacer deporte?
El objetivo principal de las revisiones médicas es dar la aptitud que tú estás realmente preparado para poder hacer una labor deportiva con total normalidad. Siempre existe el accidente, algunas indicaciones sobrevenidas que no estén en un escenario inicial y que pasen en el tiempo de la práctica del deporte. Pero cuanto más garantías mejor, por lo tanto el objetivo principal de una revisión deportiva es siempre tener la certeza de que la aptitud para hacer la práctica de lo que se quiere hacer, es la correcta.

Hay que hacerse revisiones con todos los tipos de deportes?
Sí. Indudablemente. Es cierto que las exigencias deportivas son diferentes y que los riesgos en que uno se puede afrontar en cada tipo de deporte, son diferentes, pero poner el corazón a 160 pulsaciones por minuto, en definitiva no importa mucho sobre qué deporte sea el causante. Existen diferentes clasificaciones de las necesidades o exigencias deportivas, pero la respuesta vuelve a ser un sí rotundo y en todos los casos.

Y no hay ningún deporte que lo aconsejen más? Que tengan más riesgo?
Uno de los planteamientos actuales es realmente poder afinar cuáles son los riesgos y porque del deporte. Y hasta donde son saludables y si a partir de algún momento hay alguna práctica que pueda poner en peligro o pueda ser más riesgo que no beneficio. Esto está en estudio y está sobre la mesa. Pero en principio sí, por ejemplo, deportes en los que hay un componente más elevado de componente cardiovascular, demandante o deportes en los que hay una carga de inicio y parar la práctica deportiva de manera repetitiva, se puede ver que hay más incidencia. Pero repito, que lo tenemos que seguir analizando.

¿A qué edad hay que empezar a hacerse estas pruebas médicas?
Desde pequeños es importante hacer un seguimiento. Aparte del control con el pediatra, es importante hacer un control con medicina deportiva y eso no quiere decir que siempre sea igual. A partir, más o menos, de los 13-14 años, la recomendación para con el nivel de exigencia de las pruebas deportivas para conseguir esta aptitud, cada vez son más altas. Para que el niño empieza a ser adolescente y luego adulto y porque la exigencia del deporte va aumentando. Cada vez entrenan más, con más intensidad y más horas. Es frecuente que jóvenes de 12-16 años jueguen en dos categorías diferentes, por tan doble entrenamientos, dobles partidos … todo esto hace que la exigencia vaya aumentando. Por lo tanto, hay que empezar a hacer las pruebas desde que empiezan a practicar el deporte que sea, y a medida que vaya pasando el tiempo, cada vez debe ser más exigente esta revisión.

Y en la edad adulta?
En el momento de ponerse a hacer el deporte es el momento más importante que se debe hacer la prueba. Porque empezaremos a poner nuestro cuerpo en situaciones de estrés y es en el momento que es necesario, previamente embargo, hacer una verificación que al poner el organismo en una situación de estrés controlada dentro del ámbito deportivo, no hay ningún problema . Este sería el punto más importante. Y esto también nos sirve para que así se puede planificar bien cómo realizar la actividad deportiva que se quiera hacer y, por otra parte, si lo vamos siguiendo en el tiempo, veremos cuál ha sido la evolución que hemos tenido en cuanto al rendimiento ya la salud.

¿Con qué periodicidad hay que hacerse las pruebas?
Según la exigencia del deporte que se esté practicando. Pero una persona adulta que practique el deporte de una manera recurrente, y con una cierta intensidad, la recomendación sería anualmente. Dentro de esta revisión habrá veces que con un tipo de revisión será suficiente y, otras, que habrá que aumentar las pruebas que tengamos que hacer para conseguir la aptitud y un poco nos lo marcará la condición basal, el el objetivo deportivo que tengamos y cuáles sean las necesidades del paciente.

“El deporte es una gran herramienta para hacer salud”

Con qué consisten las pruebas?
El primero es ver la historia deportiva, los objetivos, hacer un dibujo de cómo come y cómo duerme. Después hacer unas medidas antropométricas básicas, el peso, la talla, calcular el índice de masa corporal, porcentaje de grasa corporal, hacer un electrocardiograma, hacer una exploración exhaustiva y una especial de lesiones deportivas previas y, a partir de ahí, diseñar cuáles son las necesidades. La prueba de esfuerzo o un eco cardiograma. En los casos que esto no se haya hecho previamente, la recomendación de entrada siempre será la misma. En función algo de lo que necesite el paciente. Las pruebas siempre deben tener un sentido.

Hablaba de sueño, es importante en este caso?
Obviamente. El entrenamiento son tres pilares: la nutrición, la alimentación y el descanso. Es un taburete, si falla una pata, cae. El descanso tiene una función biológica y parte de ella es reparar de todo el estrés del día. Si esto no se hace, y no se hace de una manera recurrente, se va acumulando esta carencia.

En los últimos años la gente se ha concienciado más de la importancia de hacerse revisiones médicas antes de hacer deporte?
El primer mensaje es que el deporte es saludable, pero se deben tomar pequeñas medidas para que esto no suponga un riesgo sobreañadido al riesgo intrínseco de la vida. El deporte es una gran herramienta para hacer salud y para trabajar sobre el sistema cardiovascular, sobre los factores de riesgo cardiovascular, sobre la muerte súbita, sobre temas de personalidad … tiene incidencia sobre muchos campos. La muerte súbita en el deporte es una realidad, aunque no nos gusta. Debemos seguir trabajando. La importancia de las revisiones deportivas es, precisamente, que este porcentaje ya pequeño de gente que sufre una muerte súbita en el contexto de la práctica deportiva no traumática, cada vez sea más pequeño y llegamos a cero. Por eso es muy importante la prevención. La estrategia que se ha demostrado que mejor funciona en la prevención del riesgo asociado al deporte, es, obviamente, la prevención.

¿Qué tanto por ciento hay de personas que sufren la muerte súbita?
Se calcula que la incidencia de muerte súbita está alrededor de 1-2 casos por cada 100.000 deportistas por año. Es un porcentaje muy pequeño, es real y cuando pasa es dramático. Además, si nos planteamos que un porcentaje de estos se podría haber evitado de forma preventiva. Este es el quid de la cuestión.

Hay alguna edad que ustedes prohíban la práctica de ciertos deportes?
No. Al contrario, a nosotros nos toca promocionar que la gente haga deporte. Ahora, que sea de una manera controlada, planificada, organizada y que esto tenga un beneficio directo sobre la salud de esa persona. Lo que no nos toca es que cada uno se marque unos retos inalcanzables en ese momento por su situación y, lo que es peor, es que este camino de aquí hasta el objetivo final no sea planificado y no tenga un orden y una dirección multidisciplinar. Porque en definitiva la medicina del deporte es una rama de la medicina que también colabora y se nutre de otros especialistas, como cardiología y traumatología y todos aquellos de los que la persona se puede beneficiar. Otros profesionales importantes son nutricionistas, entrenadores, entre otros.

 

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.